Cómo reparar neumáticos agrietados: Guía paso a paso

Los neumáticos son las piezas más importantes del coche. Si el neumático está agrietado, el movimiento también se verá afectado. A continuación te diremos cómo arreglar los neumáticos agrietados, con una guía paso a paso.

Cómo reparar neumáticos agrietados

Si una de las otras partes del coche está dañada, podemos seguir moviéndonos, pero si se trata de un neumático, ciertamente no es posible. Así que el neumático juega un papel muy importante y hay que prestarle atención, revisarlo a menudo. Es fácil que se dañen y se desgasten y no existen para siempre.

El problema más común de los neumáticos son las grietas. Muchos mecánicos y centros de reparación de coches te recomendarán que cambies los neumáticos, pero eso es muy caro. Te daremos las principales causas de los problemas y cómo solucionarlos.

La causa de los neumáticos agrietados

Antes de intentar arreglar un neumático agrietado, debes conocer las causas más comunes para evitarlo en primer lugar.

1. Tiempo de uso de los neumáticos demasiado largo:

Tus neumáticos contienen varios compuestos, como aceites que se mantienen en buen estado, antioxidantes. Pero cuando usas el coche durante mucho tiempo o lo mantienes en un lugar, estos compuestos se evaporan o se filtran en el suelo de la carretera por la que te mueves, no habrá nada que proteja tus neumáticos. Además, los motores también se dañan.

2. Alta humedad y alta temperatura:

La alta temperatura no es buena para el caucho, se secará y agrietará. La luz ultravioleta hará que los neumáticos se resequen

3. Materiales de baja calidad:

Tu dinero no es suficiente para comprar neumáticos de alta calidad, así que optas por comprar un modelo menos caro. En este caso, tendrá una forma exterior perfecta pero el interior está bastante mal construido. Eso hace que tus neumáticos se dañen más rápidamente.

4. Mantenimiento inadecuado:

Cuando el mecánico te insiste en que le hagas un mantenimiento, debes seguirlo. El mantenimiento hará que tus neumáticos sean más suaves y seguros.

Cómo arreglar los neumáticos agrietados

Antes de cambiar los neumáticos, puedes probar los métodos que se indican a continuación, que te permitirán ahorrar dinero. Pero pocos lugares pueden garantizar la seguridad de las reparaciones, así que ten en cuenta que esta reparación es sólo temporal.

Método 1: Las grietas internas se sellan con sellador

Este método es como sellar un pinchazo, será eficaz para las grietas pequeñas. Lo más importante es que el sellador utilizado sea adecuado para el tipo de neumático que tienes.

Necesitas tener:

  • Manómetro para neumáticos
  • Relleno de grietas
  • Bomba para neumáticos

Guía

Paso 1: Comprueba las grietas y deja que los neumáticos se enfríen

Es importante examinar cuidadosamente las grietas de los neumáticos, para determinar qué grietas vas a reparar. A continuación, deja que el neumático se enfríe después de la fricción en la carretera.

Paso 2: Desmontar el neumático

Retira los neumáticos una vez que se hayan enfriado. No puedes hacer el trabajo si el neumático sigue sellado. Sólo podrás ver el agrietamiento del neumático, tanto por dentro como por fuera, cuando lo retires. Determinarás una vez más antes de empezar a arreglar el neumático.

Paso 3: Limpia la posición del neumático que necesita ser reparado

Puedes utilizar limpiadores de carburadores, que se pueden adquirir en los talleres de reparación de coches. Úsalo para rociar los lugares de los neumáticos que hay que reparar y deja que se sequen.

Paso 4: Usar sellador

Después de revisar tus neumáticos Prepara un sellador adecuado para el tipo de neumático que estés utilizando, hay que mezclarlo.

Una vez preparado el sellador, aplícalo a los neumáticos según las instrucciones. Ten cuidado, ya que puede sellar el inyector o la boquilla en el cuerpo de la válvula. Elimina completamente cualquier exceso en la superficie del neumático.

Paso 5: Vuelve a inflar y reajustar los neumáticos

Utiliza un manómetro para asegurar un nivel de presión adecuado. Esto es importante porque trabajar en los neumáticos puede provocar la pérdida de aire.

Por último, restablece el neumático, comprueba de nuevo si está sellado y puedes circular.

Método 2: Arreglar las grietas externamente con un agente protector

Un agente protector será un revestimiento que proteja de los agentes dañinos externos y rejuvenezca el caucho.

Necesitas tener:

  • Esponjas grandes
  • Desengrasante seguro
  • Protector de neumáticos
  • Tubo de agua

Guía

Paso 1: Comprueba las grietas y deja que los neumáticos se enfríen

Antes de trabajar con los neumáticos, debes dejar que se enfríen para garantizar la seguridad. Comprueba el exterior para ver si hay daños en los neumáticos.

Paso 2: Retirar el neumático

A continuación debes retirar el neumático agrietado. Al igual que en el método anterior, no puedes trabajar cuando el neumático está todavía en el vehículo. Cuando el neumático esté desmontado, tienes que identificar claramente las zonas que hay que reparar y su tamaño para asegurarte de que no se te escapa ninguna pieza.

Paso 3: Aplica el desengrasante

Aplica desengrasante a los neumáticos después de identificar las grietas. En cada desengrasante se incluye un manual de uso. Puedes utilizar una esponja, aplicar un poco de desengrasante en ella y extenderlo uniformemente sobre los neumáticos, cubriendo toda la superficie.

Paso 4: Frotar y lavar los neumáticos

Deja el desengrasante en los neumáticos durante unos minutos. Luego frota la superficie del neumático con una esponja. Ten más cuidado con las grietas. Coge un paño limpio y límpialo bien. Después de la limpieza, coloca el grifo para lavar suavemente toda la superficie del neumático. Lava continuamente hasta que estés seguro de que los neumáticos están limpios. Luego, deja que se sequen durante un rato.

Paso 5: Aplicar el agente protector y reponer el neumático

Este es el paso más importante del proceso. Después de que el neumático se haya secado, tienes que aplicar protectores en toda la superficie, no sólo en la zona agrietada, pues no hay garantía de que no se produzca la otra situación. La mayoría de los protectores de neumáticos tardan varias horas en curarse, por lo que debes dejarlos tranquilos. Después de realizar todos los pasos anteriores. Tienes que revisar el neumático, si no estás satisfecho, puedes repetir el proceso anterior. Si crees que está bien, vuelve a instalar el neumático. Así habrás completado este método.

Algunas formas de prevenir el agrietamiento de los neumáticos

Aunque cuando los neumáticos se agrietan puedes repararlos, es mejor que los guardes bien en primer lugar. Aquí tienes algunos consejos útiles:

  • Mantener los neumáticos regularmente y limpiarlos
  • No aparcar el coche durante mucho tiempo
  • Mantener el coche en una zona cubierta
  • Utilizar protectores de neumáticos una vez al mes

Conclusión

Arriba te hemos mostrado cómo arreglar los neumáticos agrietados: guía paso a paso. Esperamos que encuentres información útil en nuestro artículo. ¡Te deseamos que tengas éxito!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí