Neumáticos para todas las estaciones o para todo tipo de clima: ¿Cuál es la diferencia?

neumaticos todas las estaciones o todo tipo de clima

Goodyear cambió la industria de los neumáticos para mejor en 1977, cuando presentó el primer neumático del mundo para todas las estaciones. El nuevo diseño captó rápidamente la cuota de mercado: a los conductores les encantó la idea de un juego de neumáticos que pudiera funcionar durante todo el año.

Hoy en día, los coches montan predominantemente neumáticos para todas las estaciones. Hay varias razones para ello, pero todo se reduce al coste. Los neumáticos para todas las estaciones son baratos y muy duraderos, por lo que a la larga no suponen un problema para el presupuesto. También se comercializan como una solución para todas las estaciones: primavera, verano, otoño e invierno.

Sin embargo, hay un problema con la forma en que los fabricantes comercializan los neumáticos para todas las estaciones. Los fabricantes de neumáticos te dirán que funcionan en superficies nevadas y heladas, pero en realidad, la mayoría de los neumáticos para todas las estaciones sufren. Incluso los mejores modelos premium sufren en la nieve más profunda y sobre el hielo. Por tanto, en lugares con condiciones invernales duras, seguirás necesitando un juego de neumáticos de invierno para hacer frente a esas condiciones. ¿No es esto un obstáculo para el objetivo de los neumáticos para todas las estaciones? Por supuesto.

Afortunadamente, Nokian, el experto en neumáticos de invierno, ha pensado en otra categoría llamada neumáticos para todo tipo de clima. Encontrarás estos neumáticos en su mayoría comercializados como neumáticos para todas las estaciones, ya que, en su esencia, realmente lo son: funcionan durante todo el año.

Sin embargo, no son exactamente lo mismo. De hecho, hay algunas diferencias importantes entre los neumáticos para todas las estaciones y los neumáticos para todo tipo de clima, que trataré con más detalle a continuación.

Abróchate el cinturón: ésta será la comparación más detallada entre las categorías de neumáticos, en la que también enumeraré algunas muestras de neumáticos. Así que, sin más preámbulos, ¡entremos en materia!

¿Cuáles son las principales diferencias entre los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima?

En general, los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima tienen el mismo objetivo: proporcionar al conductor tracción durante todo el año. Sin embargo, no funcionan de forma similar en todas las estaciones.

1. Diferentes compuestos de la banda de rodadura

En particular, los neumáticos normales para todas las estaciones están diseñados para condiciones más cálidas y funcionan mejor hasta los 7 °C (44 °F). Algunos neumáticos modernos para todas las estaciones funcionan muy bien incluso por debajo de esa temperatura, pero sólo en superficies secas. Si los presionas más sobre el pavimento mojado o sobre la nieve, empezarán a sufrir.

Por su parte, los neumáticos para todo tipo de clima están diseñados para funcionar a temperaturas ligeramente inferiores, por debajo de 7 °C (44 °F). Algunos neumáticos para todo tipo de clima funcionan incluso por debajo del punto de congelación, es decir, a 32 °F (0 °C). Eso sigue siendo superior a los neumáticos de invierno, que funcionan excelentemente por debajo del punto de congelación, pero sigue siendo mucho mejor que los neumáticos normales para todas las estaciones.

¿A qué se debe esto? Bueno, todo está en el compuesto de la banda de rodadura. Los neumáticos normales para todas las estaciones tienen compuestos de la banda de rodadura que se mantienen flexibles a bajas temperaturas, pero que funcionan mejor a altas temperaturas. Recuerda que una goma demasiado blanda y flexible significa que el neumático perderá estabilidad y tracción en condiciones más cálidas. Por tanto, la goma para todas las estaciones es flexible, pero sólo hasta 7 °C (44 °F).

Los neumáticos para todas las estaciones, en cambio, tienen una goma más blanda que se mantiene flexible incluso a temperaturas más bajas. Como resultado, obtienes más tracción a temperaturas bajo cero, especialmente sobre pavimento mojado, nieve o aguanieve. Sin embargo, esto también significa que la tracción y el agarre en condiciones más cálidas se resienten, y los neumáticos tienen una menor capacidad de respuesta. En otras palabras, la experiencia de conducción no estará a la altura.

2. Patrones de banda de rodadura distintos

Hay una regla sencilla pero eficaz en el diseño de los neumáticos: cuanta más superficie, mejor será la tracción y el agarre. En carreteras secas, los neumáticos con banda de rodadura completamente plana (slick) son los que mejor funcionan, ya que tienen la mayor superficie posible en contacto con la carretera. Por esa razón, la mayoría de los neumáticos de alto rendimiento tienen un dibujo de la banda de rodadura mínimo o nulo.

Sin embargo, no obtendrás la mayor superficie posible con los neumáticos lisos en condiciones de lluvia. Eso es porque, con los surcos de la banda de rodadura, en realidad ganas más superficie que está en contacto con la carretera y el agua. Además, los surcos de la banda de rodadura se encargan de canalizar el agua fuera de la superficie, ayudando a que el neumático permanezca pegado a la carretera.

Lo mismo ocurre con la nieve, pero a un nivel aún mayor. En este caso, los surcos y los tacos crean más bordes de mordida, que aumentan aún más el área de contacto con la superficie nevada. Como resultado, la tracción es mucho mayor que en los neumáticos con menos dibujo.

En consecuencia, los neumáticos de verano son los que menos dibujo tienen, mientras que los de invierno son los que más. Entonces, ¿en qué posición se encuentran los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima?

Empecemos por los neumáticos para todas las estaciones, ya que siguen siendo los más populares del mercado. Estos modelos tienen surcos más profundos y anchos que los neumáticos de verano, que proporcionan una tracción adicional en condiciones de humedad y nieve. Los neumáticos para todas las estaciones también tienen pequeñas ranuras, que aumentan el número de bordes de ataque sobre la nieve o el barro. De ahí el apelativo de “todas las estaciones” de estos neumáticos.

Sin embargo, los neumáticos para todo tipo de clima suben de nivel. Estos modelos tienen ranuras de la banda de rodadura aún más profundas y anchas, lo que les proporciona una mejor tracción sobre nieve, aguanieve y hielo. Los neumáticos para todo tipo de clima también funcionan mejor en condiciones de lluvia, pero sólo cuando el pavimento está muy frío. En condiciones más cálidas, suele ser al revés.

Entonces, ¿cuál es la principal conclusión? Pues que los neumáticos para todas las estaciones sólo son buenos en primavera, verano y otoño. Mientras tanto, los neumáticos para todo tipo de clima también funcionan bien en condiciones invernales algo más duras, pero a expensas de un manejo y una frenada ligeramente peores en verano.

Ventajas y desventajas de los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima

Sin embargo, hay otras cualidades que hacen o deshacen un neumático. Para revisar cada una de ellas, veamos las ventajas y desventajas de los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima.

1. Ventajas de los neumáticos para todas las estaciones

La característica más importante de los neumáticos para todas las estaciones es el coste. En este caso, no me refiero sólo al precio de compra, que varía mucho entre las distintas marcas, sino también al coste a largo plazo.

En concreto, los neumáticos para todas las estaciones son, con diferencia, los más duraderos de cualquier otro tipo, y ni siquiera está cerca. Algunos neumáticos de turismo y gran turismo para todas las estaciones tienen una garantía de desgaste de la banda de rodadura de hasta 90.000 millas, lo que significa que los sustituirás con menos frecuencia, reduciendo el coste.

Además, los neumáticos para todas las estaciones suelen ser más cómodos que la mayoría de los tipos de neumáticos. Estos modelos tienen paredes laterales específicamente diseñadas que absorben los impactos y las vibraciones, haciendo que la experiencia de conducción sea mucho más lujosa. Además, los neumáticos para todas las estaciones suelen ser los más silenciosos de todos los tipos, lo que mejora aún más la experiencia.

Por último, también puedes encontrar neumáticos para todas las estaciones de alto rendimiento, que son una opción excelente para los conductores de coches deportivos que quieren una solución para todo el año. Mientras tanto, todavía no existe en el mercado un verdadero neumático para todas las estaciones de alto rendimiento. Esto se debe a que el compuesto de la banda de rodadura para todas las estaciones se adhiere mejor a la carretera que el compuesto para todo tipo de clima en condiciones de calor, algo que valoran los conductores entusiastas.

2. Ventajas de los neumáticos para todas las estaciones

Los neumáticos para todas las estaciones tienen muchas ventajas, pero los neumáticos para todo tipo de clima tienen algunas propias. Por ejemplo, funcionan mucho mejor sobre la nieve. Tu vehículo acelerará más rápidamente, especialmente en la nieve profunda, y se detendrá antes. La conducción será mucho más segura, lo que significa que podrás colocar tu coche donde quieras en la carretera.

Además, gracias a la goma blanda y flexible, los neumáticos para todo tipo de clima ofrecen una conducción muy cómoda y afelpada, incluso en condiciones de congelación. En este caso, son casi iguales a los neumáticos para todas las estaciones en la mayoría de los escenarios, pero pueden ser más cómodos en invierno.

Por último, los neumáticos para todas las estaciones duran más que los de invierno y tienen una garantía de desgaste de hasta 160.000 km.

3. Contras de los neumáticos para todas las estaciones

Los neumáticos para todas las estaciones son la mejor opción para la mayoría de la gente, pero siguen sufriendo algunas desventajas evidentes. En particular, los neumáticos para todas las estaciones no son la mejor opción para condiciones invernales duras, como nieve profunda, aguanieve y hielo. En estas condiciones, la tracción sólo es utilizable si conduces muy despacio, pero incluso entonces, una parada de pánico podría desestabilizar completamente tu vehículo.

4. Contras de los neumáticos para todo tipo de clima

Los neumáticos para todo tipo de clima simplemente no te proporcionarán el mejor agarre posible en carreteras secas, por lo que no los recomiendo para los coches deportivos. Además, no te divertirás mucho mientras conduces: los neumáticos para todo tipo de clima no son muy sensibles y no proporcionan una sensación de dirección excepcional. Hay algunas excepciones notables en este sentido, como los Michelin CrossClimate 2, pero incluso en ese caso, puedes encontrar mejores neumáticos para todas las estaciones.

Los neumáticos para todo tipo de clima también suelen ser más ruidosos que los de todas las estaciones, especialmente a altas velocidades. Sin embargo, la mayor diferenciación que aleja a los compradores es la duración de la banda de rodadura. Los neumáticos para todas las estaciones simplemente duran más, hasta un 50%, lo que los convierte en una solución más rentable a largo plazo.

Palabras finales

Espero que este artículo te haya ayudado a conocer las diferencias entre los neumáticos para todas las estaciones y para todo tipo de clima. Sin embargo, como ocurre con la mayoría de los productos, aquí no hay un claro ganador, así que no anunciaré ninguno.

Lo que sí te recomendaré es que elijas los neumáticos en función de tus necesidades. Si tu conducción diaria consiste principalmente en un clima más cálido y algo de nieve ligera aquí y allá, un juego de neumáticos de alta calidad para todas las estaciones hará el trabajo perfectamente.

Sin embargo, si te encuentras con más nieve en invierno pero quieres un neumático fiable para los meses más cálidos, opta por un juego de neumáticos de alta calidad para todo tipo de clima.

Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario