Los neumáticos chirrían al girar en las curvas: Causas y soluciones

Los neumáticos hacen ruido al girar en las curvas
Un primer plano del chirrido de los neumáticos al tomar las curvas

¿Se ha preguntado por qué los neumáticos chirrían al tomar las curvas? Esto podría ser la señal de un problema con los neumáticos o las ruedas.

¿Has escuchado un sonido extraño al sacar el coche de paseo? Te avisa de cualquier pequeña avería que afecte a todo el vehículo. Si empieza a hacer ruidos extraños mientras estás al volante, vamos a examinar por qué tu coche chirría al girar en las curvas.

Principales razones por las que los neumáticos hacen ruido

1. El estado de las carreteras

neumaticos hacen ruido
La superficie de la carretera puede hacer rugir los neumáticos

Uno de los mayores factores que causan el ruido de los neumáticos es el estado de la carretera por la que se mueve el coche. Es común ver que las superficies de la calle hacen rugir los neumáticos, especialmente las de adoquines, ladrillo o grava. Estas texturas irregulares hacen que tus neumáticos emitan fácilmente los ruidos de rodadura.

Los neumáticos tienden a chirriar durante la aceleración, el frenado o los giros. Cuando escuchas el sonido durante tu aceleración, significa que la banda de rodadura está patinando contra la superficie de la calle. Va así para ganar más tracción. Mientras tanto, girar en curvas cerradas llevaría a la goma a deslizarse lateralmente sobre la carretera, creando el sonido.

Además, las condiciones de la carretera probablemente disminuyan al pasar a otro estado. Esto puede hacer que la calle sea más áspera de lo habitual. Estos cambios bruscos en la superficie de la calle hacen que los neumáticos rujan con fuerza. Por último, el desgaste de la banda de rodadura del neumático se deteriorará debido al uso intensivo en carreteras extremas.

2. Disminución de la cantidad de líquido de la dirección asistida

Además, los chirridos del coche al tomar las curvas también son consecuencia de la baja cantidad de líquido de dirección asistida. Es lo primero que hay que examinar.

Sabemos que el líquido aquí se utiliza para lubricar y alimentar los sistemas de dirección asistida. Cuando la cantidad de éste se reduce, el vehículo puede chillar inmediatamente después de que el volante se mueva hacia el lado. Compruebe el líquido y cámbielo si es necesario.

3. Contaminación de fluidos

Una vez más, el líquido de la dirección asistida está probablemente contaminado por la suciedad y los residuos, lo que puede ser la raíz de este problema con todo el coche. Si añadir más líquido no ayuda, entonces un técnico necesita verificar la razón y comenzar una reparación para el vehículo.

4. Bomba de dirección asistida

Aparte de la razón anterior, la bomba es otro factor que hace que tu coche chirríe al girar en las curvas. Esta bomba tiene que tomar el movimiento de rotación del cigüeñal del motor para convertirlo en el fluido que le ayuda a girar las ruedas.

El desgaste con el paso del tiempo puede afectar a la eficacia del sistema de dirección asistida. Además, las juntas que contienen el líquido pueden desgastarse, provocando fugas y haciendo que la bomba chirríe cada vez que se gira el volante del coche.

5. Correa rechazada

En cuanto a la dirección asistida, verá la correa que ofrece energía al sistema. La correa deteriorada posiblemente se desliza y afecta a la presión del fluido de la bomba de dirección asistida. En el peor de los casos, una correa dañada así sólo aumenta el mal funcionamiento de la bomba de dirección asistida. El resultado final será un volante pesado.

6. Neumáticos de baja calidad

En esta ocasión, el problema radica en los neumáticos, ya que unos neumáticos de baja calidad o desgastados pueden desencadenar un gran problema. ¿Por qué? Porque los neumáticos de baja calidad tienen una banda de rodadura distinta a la de los neumáticos de excepción. Este tipo de banda de rodadura no puede adherirse a la superficie de la calle, lo que conduce a un chirrido.

Al estar equipado con neumáticos desgastados, su coche tiene menos tracción y resbala más, especialmente cuando hay agua en la calle.

Por esta razón, el neumático gira más rápido que las otras partes del vehículo y emite un chirrido. Los neumáticos nuevos rara vez chirrían debido a la goma añadida por el proceso de moldeado. ¿Y adivina qué? La goma suele desgastarse a los pocos cientos de kilómetros.

7. Condiciones congeladas y fangosas

Es probable que cualquier condición de barro o nieve se adhiera tanto a los pozos como a las llantas, provocando molestos ruidos en los neumáticos. Si tiene que conducir en condiciones tan duras, compruebe si ésta es la raíz del ruido.

Soluciones para evitar el chirrido de los neumáticos al girar

ruido de los neumáticos al girar
El desgaste de los neumáticos provoca un chirrido

1. Utilizar materiales insonorizados

La solución aquí ayuda a aislar el ruido, así que asegúrese de realizarla justo en las partes metálicas. Tenga en cuenta que siempre que el vehículo produzca ruidos de chirrido al girar en las curvas, se recomienda tomar medidas.

Además, la goma entre la carrocería y la suspensión del coche es capaz de evitar el ruido. No sólo eso, sino que el plástico que se encuentra entre dos piezas metálicas también puede reducir el sonido de chirrido.

Como sabes, la mayoría de los operarios aprovechan este método para mover el motor de un lado a otro sin necesidad de entrar en la cabina. Y poner esponjas en el eje metálico no sólo mejora la estructura, sino que también ayuda a que el material no vibre.

2. Comprobación periódica de la presión

Revisar la presión de los neumáticos es muy importante para su vehículo, una presión adecuada de los neumáticos hará que éstos sean más duraderos, que el coche vaya más silencioso y ayuda a ahorrar combustible y a crear una mejor sensación para usted. Además, es necesario tener una rutina de mantenimiento de neumáticos adecuada, como comprobar el equilibrio de los neumáticos y reequilibrarlos si es necesario, alinear la rueda con una suspensión de tres ángulos: camber, caster y toe.

3. Contacta con los centros de servicios

Aparece un sonido extraño debido a la avería de ciertas piezas. En este caso, se requiere una sustitución o un ajuste adecuado. En algunos modelos de vehículos, podemos confiar en un ajuste independiente. Sin embargo, en algunos casos, es esencial ponerse en contacto con los centros de servicio.

Conclusión

Como propietario de un coche, es posible que vea un gran número de sonidos cada vez que el vehículo se pone en movimiento o cuando se gira el volante al aparcar. Sobre todo, el diagnóstico a tiempo de una avería o un mal funcionamiento será lo mejor para una conducción más segura.

Antes de eso, debes familiarizarte con los distintos sonidos que producen tus neumáticos. Esto le ayudará a detectar fácilmente los problemas antes de que se conviertan en facturas de pesadilla.

Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario