Toyota y Microsoft están trabajando juntas desde el año 2011, pero su colaboración se verá reforzada dentro de poco gracias a la inversión de 5,5 millones de dólares que ha realizado el fabricante japonés en un nuevo proyecto conjunto llamado Toyota Connected.

En unos tiempos en que las tecnologías son cada vez más importantes en nuestros coches, Toyota siente que sus vehículos deben ser capaces de crear unos lazos más fuertes con sus dueños. Zack Hicks, el hombre que estará a cargo del proyecto Toyota Connected, dijo que esta nueva división “librará a los clientes de la tiranía tecnológica”.

En este nuevo proyecto, el mayor fabricante de coches del mundo también está colaborando con Microsoft. Sus planes fueron desvelados por el portal Bloomberg, que afirma lo siguiente:

“Toyota planea usar la ciencia de datos a través de la tecnología en la nube Microsoft Azure para desarrollar servicios que ayuden a ‘humanizar la experiencia de conducción”.

Toyota y Microsoft desarrollan servicios para “humanizar la experiencia de conducción 1

El coche será tu asistente personal

Esto básicamente significa que la inteligencia artificial estará presente en los coches del futuro, y no sólo se hará cargo de conducir los coches, sino también de actuar como asistente personal proactivo.

Los programas de IA aprenderán los hábitos y horarios de los dueños y lo tendrán en cuenta cada vez que estos realicen consultas al sistema de info-entretenimiento de los vehículos. Por ejemplo, hoy es miércoles y quieres ir a un restaurante, pero el coche sabrá de antemano que este día no tomas carne y automáticamente te recomendará restaurantes vegetarianos o veganos.

Asimismo, la IA podrá reservar de antemano aparcamientos, habitaciones de hotel o podrá enviar mensajes a los miembros de la familia mientras estás conduciendo. El coche se convertirá en una especie de amigo “robótico” con ruedas.

Probablemente pasarán al menos unos cuantos años hasta que lleguemos a ver un vehículo de Toyota con algún sistema de inteligencia artificial a bordo.

Si Toyota decidió dar este paso, probablemente otros fabricantes de coches planean hacer lo mismo con sus coches, como por ejemplo Tesla.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir