El nuevo Volkswagen Tigua fue presentado por primera vez en septiembre del 2015, casi al mismo tiempo en que empezó todo el fiasco del “dieselgate”, pero ahora, siete meses más tarde, este SUV compacto parece ser otra apuesta acertada por parte de los alemanes.

En primer lugar, el VW Tiguan tiene un gran diseño, con una parte frontal inspirada en el Passat y un acabado mucho más atlético que la anterior generación. En segundo lugar, se beneficia de los consagrados motores del Grupo Volkswagen: TDI y TSI de 2.0 litros junto a la excelente transmisión DSG de doble embrague y siete marchas. También hay un modelo con cambio manual, pero sólo los que sufren escasez de dinero deberían comprarlo.

El nuevo SUV es además muy espacioso (en Estados Unidos incluso ofrece una opción de siete asientos) y presume de manejarse muy bien en situaciones “off-road”.

Para descubrir las auténticas habilidades del Volkswagen Tiguan en situaciones off-road, los alemanes de Ausfahrt.tv han participado en unas pruebas sobre terreno abrupto y han grabado todo el proceso en vídeo.

El VW Tiguan tuvo que realizar un circuito modificado con superficies onduladas, bancos inclinados, una pendiente pronunciada, una zona rocosa y otras superficies similares. Se trata del típico circuito para pruebas off-road que pretenden probar coches que no son todoterrenos en el auténtico sentido de la palabra.

Si no hablas alemán y quieres saltar directamente a la parte donde la prueba se vuelve más interesante, salta al minuto 2:50. Aunque el nuevo Tiguan tiene una buena altura del suelo y un centro de gravedad bajo, la realidad es que esta prueba no es tan dura como uno lo pensaría y probablemente cualquier SUV podría pasarla fácilmente.

¿Qué te parece el nuevo Volkswagen Tiguan en esta prueba? Cuéntanoslo en la sección de comentarios más abajo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir