Es muy normal que los materiales de un coche muestren signos de desgaste después de muchos años de uso del vehículo. Ya sea en los asientos, los reposabrazos o el volante, es imposible que el interior permanezca inmaculado para siempre. Los ingenieros de Ford tienen algunos métodos bastante únicos para poner a prueba estos materiales con el fin de garantizar que todos resistan a las situaciones más duras que puede haber.

Antes de usar los materiales en un coche, los ingenieros someten cada pieza de tela, cuero o plástico a algunas pruebas minuciosas donde las estiran, rayan, ahúman o incluso salpican con todo tipo de sustancias, desde aceite hasta café caliente.

Aparte de estas pruebas más o menos “normales”, los materiales de Ford también son sometidos a algunas pruebas más inusuales. Una de ellas es una prueba llamada “Five-Finger Scratch Test”, donde diferentes productos de plástico son arañados para ver cuánta tortura pueden soportar.

Esto es lo que ocurre con todos los materiales de un Ford antes de entrar en producción (vídeo) 1

La prueba de “limpieza” es donde los teijidos de los asientos son salpicados con algunas sustancias para evaluar lo bien que pueden limpiarse después.

Asimismo, también hay una prueba por la cual tratan de determinar si diferentes materiales coloridos pueden transferir su color al cuero utilizado en los asientos del coche. De este modo los ingenieros de la compañía se aseguran, por ejemplo, de que los vaqueros azules o de otros colores no destruyan o manchen el cuero blanco.

Otra prueba bastante peculiar implica una bola de hierro con múltiples puntas que tiene que pasar sobre los tejidos de los asientos con el fin de determinar si las llaves u otros accesorios puntiagudos tienen alguna posibilidad de dejar marcas en los asientos.

Asimismo, el fabricante de automóviles también tiene empleados cuyo trabajo consiste en oler varias muestras de materiales y clasificarlos para ayudar a que los coches tengan siempre un olor agradable.

Ahora que ya lo sabes, no vayas a encontrar una sustancia que no se quita sólo para quejarte ante Ford.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir