Cuando Ford publicó las especificaciones y precios del nuevo Focus RS, quedó claro que este nuevo hatchback rivaliza fácilmente con el Mustang, tanto en materia de rendimiento como desde el punto de vista financiero.

Sin embargo, muchos pensaron que hay una única categoría en la cual el Mustang sigue siendo el rey, concretamente a la hora de hacer drifting.

Gracias a su tracción total suministrada por GKN, que incluye cosas como un diferencial trasero con Torque Vectoring, este hatchback es capaz de hacer temblar al Mustang sobre el circuito de drifting.

Hemos visto al Focus RS demostrando sus habilidades de deslizamiento en numerosas ocasiones hasta ahora, pero el vídeo de abajo aporta algo nuevo, una batalla de drift entre el RS y un Mustang.

Hay que tener en cuenta que no se trata del Mustang EcoBoost, que comparte el motor turbo de 2,3 litros con el RS, ni tampoco del modelo con motor V6. En lugar de eso, se trata de la versión GT con motor V8 de 5 litros.

La batalla tuvo lugar a comienzos de este mes en Silverstone, cuando el conductor del Focus RS vio al dueño del Mustang GT practicando sus habilidades de drifting, y decidió unirse a la acción.

En pocas palabras, aunque el Focus RS no puede hacer drift tan bien como un modelo con tracción trasera, este modelo con tracción total demuestra algo en la última parte del vídeo que te dejará pensar mucho tiempo después de cerrarse la página del navegador.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir