Tesla acaparó los titulares el año pasado cuando reveló que el Model X tendría un “modo de defensa biológica” que activaría un filtro de aire integrado. Muchos pensaron que la compañía estaba bromeando, pero un nuevo vídeo demuestra lo poderosa que es esta función en la vida real.

Publicado por Bjørn Nyland, el vídeo muestra cómo el filtro de aire del Model X podría ser de gran utilidad en situaciones en las que pasas con el coche por zonas que no huelen demasiado bien.

En este caso, Nyland iba por Arizona cuando el SUV eléctrico fue inundado de un terrible olor procedente de una factoría cercana. Luego decidió grabarse a sí mismo probando por primera vez el botón de “defensa biológica” y los resultados fueron impresionantes, ya que en pocos segundos el mal olor desapareció por completo del vehículo.

“Los ventiladores se activaron a toda potencia y crearon una cabina presurizada”, dijo en el vídeo. “Normalmente, cualquier olor dentro del coche tarda varios minutos en desaparecer. Pero con el modo de defensa biológica, el olor desapareció en segundos. ¡Muy impresionante!”, afirmó.

El filtro de aire del Model X es 10 veces más grande que la media de la industria, según la propia compañía. Tesla asegura que es 300 veces mejor a la hora de filtrar bacterias. Eso probablemente seguirá sin ser suficiente para protegerte en escenarios apocalípticos, pero seguramente mantendrá el coche libre de malos olores que puedas encontrarte en tus viajes.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir