La batería del automóvil es uno de sus elementos más importantes porque aporta la energía que éste necesita para arrancar el coche y para que funcionen cosas básicas como la iluminación, el limpiaparabrisas, el reloj, el GPS o la radio.

¿Cómo funciona la batería?

Cuando el motor está encendido y en marcha, la batería se recarga gracias al alternador; es decir, produce un líquido propio para alimentarse mientras el motor está funcionando. Las baterías generan y, al mismo tiempo, acumulan energía.

¿Cada cuánto tiempo hay que revisarla?

Lo recomendado es revisar la batería del vehículo cada 6 meses o cuando el vehículo tenga más de 2 años, y muchas veces resulta conveniente cambiarla cada 4 años. Sin embargo, es relativo.

Vida útil de la batería

La vida útil de una batería dependerá en gran medida de lo que se haga con el vehículo, la marca y otros factores.

Algunas veces puede producirse un desgaste temprano de la batería cuando existe una avería en el alternador, cuando se hace un uso excesivo del arranque o si permanece sin uso por mucho tiempo.

En cualquier autoservicio se pueden realizar las comprobaciones estáticas necesarios de forma rápida y aportar información sobre el porcentaje de vida que le queda a la batería.

Sensibles a las temperaturas extremas

Sobre todo las temperaturas muy bajas. Cuando una batería está muy usada, normalmente no resiste fríos helados o las oleadas de calor muy fuertes.

En época de invierno, hay que revisarlas debido a que se encuentran más frías y eso las hace más vulnerables ante cualquier problema añadido.

Atento a los síntomas de desgaste

Hay que estar atento a los síntomas de desgaste, como cuando el motor presenta dificultades para arrancar o lo hace con poca potencia. Cuando esto ocurre, es hora de cambiar la batería de tu automóvil. Si no lo haces y dejas pasar mucho tiempo no solo se dañará la batería por completo, sino que tu automóvil puede sufrir otros tipos de daños.

En la mayoría de los vehículos traen en el cuadro de mandos un indicador que avisa sobre el estado de la batería cuando ya es momento de sustituirla. Sin embargo, lo mejor es acudir a un taller para que hagan un diagnóstico de la misma.

Cuidado al manipular la batería

Si no tienes experiencia manipulando las baterías, es mejor que dejes eso en manos de personal especializado, de lo contrario, puede ser perjudicial para la salud. Recuerda que las baterías contienen líquidos corrosivos dañinos tanto para las personas como para el ambiente. Por eso, es obligatorio reciclar la batería vieja cada vez que la sustituyas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir