aceite de motor

Se denomina aceite de motor, por extensión, a todo aceite que se usa para lubricar los motores de combustión interna.

Su principal función es lubricar las piezas móviles (partes del motor) disminuyendo la fricción. Además de esto, el aceite también limpia, evita la corrosión y regula la temperatura del motor transfiriendo el calor lejos de las piezas móviles para disiparlo.

Sobre el adecuado uso del aceite de motor en vehículos existe una serie de datos técnicos que debemos tener en cuenta para obtener un mejor desempeño, una vida útil más extensa e incluso para favorecer nuestra economía. Asimismo también estamos rodeados de cierta desinformación al respecto, por lo que es importante esclarecer el tema y así mantener el motor de nuestro coche en condiciones óptimas.

Es igual utilizar cualquier aceite

es-igual-utilizar-cualquier-aceite

Aplicar un aceite no apropiado puede ser perjudicial para el motor. Según su viscosidad, los aceites de motor están clasificados en distintos grados. Cada fabricante de coches establece el tipo de aceite que se debe usar en cada uno de sus motores conforme a las diferentes características técnicas.

De acuedo a lo anterior, debemos utilizar el aceite sugerido por la marca que generalmente encontramos en el manual del vehículo y cambiar el grado de viscosidad dependiendo del tiempo o el recorrido total de nuestro coche.


Es mejor que sobre a que falte

midiendo-nivel-de-aceite

Ninguna de estas dos opciones es recomendada. Cada motor debe mantener un volumen de lubricante determinado y este se controla a través del medidor o varilla que nos indica el nivel adecuado de aceite para su correcto funcionamiento. La variación drástica por encima o por debajo de este nivel puede provocar daños en el motor o recortar su vida útil.


Agregar aditivos al aceite mejora su funcionamiento

agregar-aditivos-al-aceite-mejora-su-funcionamiento

Es una falsa idea creer que agregando aditivos al aceite de motor vamos a mejorarlo. Como ya lo mencionamos, los fabricantes de coches sugieren el tipo de aceite adecuado para cada motor, y si lo estamos utilizando, un adicional podría alterar su grado de viscosidad u otras características que finalmente perjudicarían al auto.


No debemos cambiar de marca

marcas-de-aceite

Lejos de ser una recomendación técnica, esta afirmación es más una estrategia de los mismos fabricantes de lubricantes buscando fidelidad de sus clientes con sus productos.

Todos los aceites que encontramos en el mercado (sobra decir legal) están fabricados bajo los mismos estándares de desarrollo establecidos por la Society of Automotive Engineers (SAE) o Sociedad de Ingenieros Automotores. Por lo tanto las especificaciones de los aceites de motor se encuentran homologadas a nivel mundial y realizar el cambio de una marca por otra marca no influye en nuestro coche, siempre que utilicemos las mismas especificaciones recomendadas.


Con esto esperamos haber dejado en claro algunos aspectos sobre el aceite de motor que quizás no conocías, y terminamos no sin antes recomendarte lo siguiente:

  • Cada vez que reemplaces el aceite debes cambiar el respectivo filtro. De no hacerlo se pueden producir significativos daños en el motor.
  • Revisa periódicamente el nivel de aceite, sobre todo si realizas largos desplazamientos. No esperes hacerlo solamente en las épocas cuando se requiere su cambio.

Recuerda que si mantienes el motor de tu auto con el aceite adecuado y en óptimo estado lograrás que tenga un mejor desempeño y, por ahí mismo, conseguirás un significativo ahorro de combustible.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir