Todo el mundo sabe que las baterías fallan más tarde o más temprano. A menudo nos ocurre con los portátiles y teléfonos móviles cuando se les agotan las baterías, pero como a esta lista también entran los coches.

Los vehículos híbridos y eléctricos tienen cada vez más popularidad en los salones de automóviles de todo el mundo a medida que los precios de la gasolina aumentan y el medioambiente se ve impactado. Como es normal, los potenciales compradores de coches eléctricos o híbridos tendrán varias dudas al comprarse un vehículo de este tipo, como por ejemplo “¿Algún día morirá la batería como en el teléfono?” o “¿Cuánto cuesta reemplazar una batería híbrida?”

Los coches híbridos experimentaron muchos cambios desde el lanzamiento del primer vehículo híbrido de producción masiva, el Honda Insight, en el año 1999. Toyota estrenó el Prius poco después, aunque reemplazar la batería del primer modelo alcanzaba los 5.500 dólares en esos tiempos.

Afortunadamente, la segunda generación del Prius superó los problemas de escasez de baterías y contó con un sistema mejorado de batería que costaba unos 2.000 dólares o menos. La tercera generación de packs de batería lucía un precio de 2.400 dólares.

Las baterías híbridas pueden durar más que el propio vehículo

Con el paso de los años, las baterías acabaron convirtiéndose en unos de los componentes más fiables de los coches. Craig Van Batenburg, director ejecutivo del centro ACDC, apunta al Ford Escape del 2004 para explicarlo. Y es que su pack de batería fabricado por Sanyo contaba con un sofisticado programa informático y un sistema de refrigeración activo que mantenía la batería funcionando a temperaturas óptimas. “Es un sistema a prueba de balas”, declaró Batenburg.

“Es realmente difícil señalar el precio exacto de reemplazar las baterías híbridas actuales porque muy pocas son reemplazadas”, dijo Bradley Berman, un editor del portal Hybrid Cars, añadiendo que el coste también depende del concesionario y de la mano de obra.

batería hibrida escapeToyota estima que la tasa de fallos de sus baterías es del menos del 1%, una cifra que además está bajando.

La mayoría de los expertos concuerdan que un conductor deberá gastarse entre 2.000 y 3.000 dólares en una batería nueva, aunque también hay packs de segunda mano mucho más baratos.

El tamaño del vehículo también depende del precio de la batería. Si por ejemplo tienes un SUV Ford Escape híbrido, tendrías que desembolsar unos 5.000 dólares en una nueva batería, aunque lo más probable es que acabes reemplazando el vehículo antes de que se estropee la batería.

Por otro lado, la batería del Toyota Highlander, otro SUV híbrido cuesta en torno a los 4.500 dólares. Ahora que la compañía planea insertar al mercado hasta 1 millón de vehículos híbridos cada año, probablemente se registrará una mayor tasa de reemplazamientos de las baterías híbridas en los próximos años, ya que, al igual que los demás componentes de un vehículo, las baterías acaban desgastándose con el tiempo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir