Una nueva versión de este antiguo automóvil se anunció hoy, como ya se había estado previendo desde hace algún tiempo. Como se esperaba, esta renovación no ha cambiado mucho con respecto al anterior del 2013, aunque se pueden destacar algunos cambios en cada una de las características.

En el apartado estético podemos destacar los nuevos faros delanteros, con iluminación LED y un poco más amplios haciéndolos muy parecidos a los que integran otros modelos de Renault como el Mégane o el Talisman. Otra característica a puntualizar es el cambio de los rines que sólo podremos encontrar en este modelo y en estos cuatro colores: Intense Red, Titanium Grey, Iron Blue y Pearlescent White.

Pasando al interior, podemos percibir que la empresa ha decidido ofrecer un diseño más Premium, es por eso que cambió algunos materiales y tapizados. También integrará el Smart R&Go, un sistema de entretenimiento con equipo de audio Bose y nuevas características además de tener un sistema de navegación más avanzado.

Como características opcionales podemos encontrar el sistema Full Led para iluminar el interior del vehículo y el Easy Park Assist, el sistema para estacionarse automáticamente.

Ahora vamos a la potencia del automóvil, empezando directamente por la nueva versión de motor diésel 1.5 dCi de 110 caballos que se une a los anteriores de 75 y 90 caballos de fuerza. Aunque si prefieres la gasolina, el nuevo motor 1.2 TCe te ofrecerá 120 caballos, encontrándose en el límite de los RS, y se podrá acompañar de un cambio manual de seis marchas o del cambio automático EDC también de seis marchas.

Aunque si no requieres de tanta potencia también se podrá tener el 0.9 TCe que sólo soporta 90 caballos y el 1.2 atmosférico. Se espera que se dé a conocer el precio de todas las versiones en los próximos días, aunque podrían estar entre los 11.400 y 24.000 euros, y las tendremos a la venta durante este verano pero las primeras unidades se entregaran hasta septiembre.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir